¿Te creías que un dispensador de bebidas era solo para eso, para servir bebidas? ¡Qué va! Hoy te traigo tres usos que yo le doy y seguro que tiene alguno más, pero por si a ti también te gusta que todo se pueda reutilizar, ahí van:

  1. Para mezclar aceites hidratantes y poder servirte de ellos plácidamente. 

Cuando conocí la noticia de que estaba embarazada, una amiga me recomendó una poción mágica: aceite de almendra dulce (1 litro) + aceite de coco (125ml) + aceite de sésamo (100 o 125cl) y aceite de germen de trigo (125ml). Me dio indicaciones expresa de que no lo mezclase en botella de plástico porque no era bueno y el aceite era puro natural. Así que ahí estaba yo con mis cuatro botes de aceite sin saber donde echarlos porque debía mezclarlos bien y luego, poder echarme cada día una pequeña cantidad para hidratarme la tripa.
Dispensador de bebidas la tienda de renata

Dispensador de bebidas la tienda de renata

Miré a mi alrededor y que vi, ¿un dispensador? ¡Perfecto! Desde entonces este dispensador decora mi cuarto de baño y además es súper útil para poder echarte el aceite en pequeñas dosis, sin derramar ni ensuciar nada, ¿lo habías pensado antes?

Dispensador de bebidas la tienda de renata

  1. Me declaro oficialmente desordenada pero como me de la neura, ¡lo limpio y lo tiro todo como si no hubiese un mañana! Eso, unido a mis numerosas adiciones a las manualidades me hizo encontrar un dia un lugar perfecto para guardar mis lanas. ¿Qué en invierno no uso tanto el dispensador? No pasa nada, es el lugar perfecto para guardar, por ejemplo, mis lanas.

Pero es que además, como yo siempre tengo un dispensador en la cocina, también lo he utilizado de frutero e incluso, he metido dentro golosinas o las capsulas de café de Nespresso. ¡Para que luego me digan que no soy ordenada!


  1. Y por supuesto, su uso estrella ¡Para servir las bebidas!Dispensador de bebidas la tienda de renata
    Dispensador de bebidas la tienda de renata
    Dispensador de bebidas la tienda de renata
    Dispensador de bebidas la tienda de renata

En casa lo usamos todo el año porque cuando estamos en la cocina lo llenamos de agua y es muy útil para servirte un vasito cuando te apetece. Luego ya en verano, lo llenamos de refrescos, limonadas, tintos… y todo lo que se nos ocurre y ya no te digo para las fiestas, para las infantiles es para los niños un exitazo que se emocionan de ver que ellos mismos pueden servirse la bebida. Para las bodas y demás fiestas, son perfectos para crear un rincón refrescante de bienvenida o para el cóctel con aguas de sabores, limonada o sangría.

Y para el hogar, ya habéis visto todos los usos que tiene, así que, ¿qué te hace falta más para hacerte con uno ya? Tienes un montón de modelos, de diferentes tamaños y estilos en La Tienda de Renata.

¿Se te ocurre algún uso más?