Una fiesta flúor, una fiesta NEON.Nos hemos vuelto un poco locas. O no. Quién sabe. Nos encanta romper esquemas y eso, mola. Por ello, el pasado domingo decidimos darle la bienvenida al verano, como se merece, ¡con una fiesta llena de color! una decoración flúor para dar un efecto “wow”, con el fin de sorprender a todos los asistentes. ¿Dispuestos a ver el resultado? ¡Sigue leyendo! En primer lugar, queriamos que nuestra fiesta se hiciese en un lugar fresquito, donde no faltase el sol pero por supuesto estuviese cubierto de sombra asi que  nos trasladamos a un precioso paisaje donde la mesa de picnic se convirtió en nuestro campo de trabajo.

Una fiesta flúor, una fiesta NEON. Una fiesta flúor, una fiesta NEON.

Nos dispusimos, entonces, a colocar la vajilla desechable flúor de La Tienda de Renata.

Nuestros atrevidos platos octogonales de líneas fucsias que entre ellas se unen sin ningún tipo de orden, combinan perfectamente con los vasos y las servilletas a juego.

Los cubiertos son de madera y quedan ideal con cualquier vajilla, ¿verdad?

Una fiesta flúor, una fiesta NEON. Una fiesta flúor, una fiesta NEON.

Esto, junto con las tarrinas naranjas del mismo diseño, para que puedas poner chocolatitos, chuches o patatas. Ahora que el verano ya está aquí, ya va apeteciendo tomarse algún helado que otro y ¡nuestras tarrinas tienen el tamaño ideal!

Una fiesta flúor, una fiesta NEON. Una fiesta flúor, una fiesta NEON.

Dado que el calor aprieta, preparamos refrescos de colores que combinasen con nuestra decoración. ¿A que son todo un acierto nuestros dispensadores? No pueden faltar en tu fiesta y lo sabes. Además, este en concreto es un ultimísimo modelo que acaba de llegar a La Tienda de Renata. Su diseño redondo y con grifo hace que su uso sea de lo más fácil. Tan solo girar y servir.

Una fiesta flúor, una fiesta NEON.Una fiesta flúor, una fiesta NEON. Una fiesta flúor, una fiesta NEON.

Para el centro de mesa, rescatamos unos palitos de madera encontrados por el entorno y junto con unos hilos de los mismos colores, aportamos nuestro DIY particular.

Una fiesta flúor, una fiesta NEON. Una fiesta flúor, una fiesta NEON.

Igual de bonitos son los rosetones a juego con los colores de la fiesta: naranja y fucsia.

Una fiesta flúor, una fiesta NEON.

Una fiesta flúor, una fiesta NEON.

Por último, toda fiesta que se aprecie tiene que tener su libro para el recuerdo donde firmar, dejar mensajes y pegar las fotografías que nos hicimos en la fiesta. Para ello, es ideal el  cuaderno de firmas y fotos para que todos los invitados pudieran dejar una huella en la fiesta del verano mças colorida de todos los tiempos. Los cuadernos de firmas, dedicatorias y fotos están diseñados para que podamos acudir a ellos siempre que queramos recordar buenos momentos y esa sensación de felicidad que embargaba el ambiente.

Una fiesta flúor, una fiesta NEON.

En definitiva, creamos una fiesta diferente, una fiesta flúor, una fiesta donde prima el color pero que junto al contraste del bosque crea un ambiente muy especial, ¿no crees?

Todo lo que has visto en esta fiesta, puedes encontrarlo en La Tienda de Renata.

Guardar